Email Twitter Google+ Pinterest Instagram Linkedin
Search
  • English Pages   Portuguese Pages  


Informaciones

  

RODAS

Es la mayor isla del Dodecaneso y constituye un centro periférico importante gracias a su posición geográfica, a su clima y a sus bellezas naturales. El suelo de Rodas es en su mayoria fértil, con una vegetación variada. El monte más alto es el Atáviros (1215m) en el suroeste de la isla. La capital es Rodos construida en el extremo septentrional de la isla. Esta ciudad comtemporánea tiene caracter cosmopolita, muchos edificios modernos y hoteles. Rodas es conocida como la isla de Helios. Píndaro cita en una de sus Odas que nació del   amor de Helios y de la ninfa Roda. Es llamada tambien La Perla del Mediterraneo y atrae por sus encantos naturales y tesoros arqueológicos. Fué declarada por la UNESCO como patrimonio cultural de la humanidad.


Historia

Según Homero, la isla de Rodos participó en la guerra de Troya ofreciendo nueve barcos bajo el liderazgo de Triptólemos.

Los hallazgos descubiertos en las excavaciones realizadas en la isla demuestran que Rodos fue poblada desde los tiempos del neolítico. En el siglo XVI a.C. llegaron a la isla los minoicos y en el siglo XV a.C. los aqueos. No obstante el auge de la isla comienza en el siglo XI a.C. tras la llegada de los dorios. Los dorios construyeron las tres grandes ciudades de Lindos, Kamiros e Ialyssos que junto con Kos, Knidos y Alikarmassos formaron la llamada  “Doria Expolis” (es decir las seis ciudades de los dorios).

Durante las guerras persas Rodos se vió obligada a luchar junto a los persas. Sin embargo, en el año 478 a.C. la isla se integró a la Alianza de Atenas. Una nueva era empezó para la isla en el año 408 a.C. cuando se unieron las tres grandes ciudades y tomaron la decisión de fundar otra ciudad en el extremo septentrional donde hoy dia se encuentra la ciudad de Rodos. Esa ciudad era una de las más bonitas de la antiguedad y llegó a su punto culminante en los siglos  IV-III y parte del II a.C. La isla era famosa por sus prestigiosas escuelas de Filosofía, Filología y Retórica a las que asistieron incluso ilustres romanos.

Pronto la ciudad se desarrolló y se transformó en un centro marítimo, comercial y cultural cuya moneda circulaba por todo el Mediterraneo. Durante las guerras del Peloponeso, la isla mantuvo una posicion un poco ambigua aunque más tarde recibió con agrado a Alejandro Magno. Las disputas sobre la sucesión de Alejandro tuvieron un fuerte impacto sobre la isla, que por mantener relaciones comerciales con Egipto era aliada de  Ptolomeo. Eso hizo que Antigono, que también aspiraba a la sucesión, intentara conquistar la isla mandando allí un fuerte y numeroso ejército bajo el liderazgo de Demetrios Poliorkitis. No obstante Demetrio a pesar de las perfectas máquinas de guerra de las que disponía, no consiguió dominar la isla y por tanto, tras un lapso de un año, acabó por firmar una tregua.

En el año 146 a.C. se firmó un convenio entre Rodos y Roma según el cual se concedia a la isla una serie de importantes privilegios que posteriormente perdió  por complicaciones de la politica de Roma. Al final, la isla fué completamente destruida por Kasio.

En el siglo  I a.C. el apostol San Pablo enseño el Cristianismo y en el  297 a.C. empezó para la isla el largo periodo bizantino durante el cual recibiría numerosos ataques por parte de los árabes y los cruzados.

El desarrollo empezaría de nuevo con la llegada a la isla de los Cruzados de la Orden de San Juan  que en el año 1309 llegaron al poder. De origenes diversos, concretamente de ocho diferentes paises (Francia, Provencia, Overna, Castilla, Aragón, Inglaterra, Alemania, Italia) a los Caballeros les fue encomendada la defensa de la Tierra Santa y la protección y servicio a los devotos que alli llegaban.

Fue entonces cuando fue construída la ciudad medieval de Rodos con los impresionantes palacios. Las fortificaciones construídas  por los Cruzados fueron capaces de proteger la isla de los ataques del sultán de Egipto (1444) y de Mahoma II (1480). No pudieron sin embargo  protegerla de la invasión del numerosísimo ejército de Suleiman el Magnifico (1522). Entonces los pocos Caballeros que habían quedado en la isla fueron obligados a formar la derrota e irse luego a Malta. En 1912 Rodos fue conquistada por los italianos y en 1948 junto con las demás islas del Dodecaneso, se unificó a Grecia.